Problemas de comportamiento

Problemas de comportamiento Next item Quiero aprender más sobre...

Problemas de comportamiento.

Intervienen diferentes factores y son originados por diversas causas. Con el mismo problema aparente (perro ladra a otros perros) nos encontramos causas (miedo, agresividad, excitación, falta de socialización…) y tratamientos muy diferentes.

Incluso nos encontramos comportamientos típicos de raza o edad exagerados debido a una falta o exceso de estimulación o algunos problemas de entendimiento en casa.

Analizamos la situación, el ambiente, al perro, sus rutinas, paseos, estimulación, instintos, juego, trato y relación con otros perros. Y también como es lógico nos centramos en la parte de los conocimientos, manejo y experiencia de los propietarios para poder garantizar al máximo la aplicación de la terapia propuesta. 

-La terapia normalmente consiste a rasgos generales en realizar algunos cambios en las rutinas del perro, para poder mejorar y cambiar algunos puntos problemáticos. Controlaremos y entrenaremos sus niveles de estrés, frustración y actividad.
-Planteamiento de ejercicios de estimulación olfativa y mental. Necesarios para relajar y estimular de una forma correcta, sana, natural y fácil a cualquier perro. Adecuando el nivel de forma individualizada a cada perro y propietario.
-Iniciación a cómo reforzar y enseñar nuevos comportamientos a nuestro perro.
-Optimizar rutinas y enseñar lo que conocemos como tiempo de calidad para el perro.

La clase de evaluación tiene una duración aproximada de mínimo 2h

(pudiendo alargar algunas veces ese tiempo si consideramos necesario para tener toda la información requerida para la puesta en marcha de la terapia)

Previamente a la visita mandamos un cuestionario inicial de información básica sobre algunos puntos que consideramos importantes saber antes de venir a casa.

Para poder preparar bien el material (arnés, correas largas, premios, juguetes…) y ejercicios que podremos plantear y traer a la visita. Este cuestionario deberá ser contestado y enviado de vuelta al menos 24h antes de la primera visita.

Hacemos un informe personalizado para cada perro, situación y propietario que mandamos máximo a las 48h de la visita para que no se quede ninguna duda en el aire y se tengan bien claras las pautas y cambios a seguir en todo momento.

En la mayoría de casos desde el primer dia podremos ver un cambio significativo en el comportamiento de nuestro compañero.

En otros casos más graves o que el comportamiento ha sucedido durante mucho tiempo, necesitaremos unos cuantos días de coherencia y aplicación de pautas propuestas para empezar a ver mejora.

En casos más complicados y que lleven mucho tiempo manifestándose o reforzando de forma inconsciente, normalmente una sesión de evaluación no bastará para terminar de encauzar y poner solución definitiva al caso.

Aquí proponemos una clase de revisión a los 10 días de la primera visita. Donde lo que haremos será volver a hacer una revisión rápida para ver las mejoras adquiridas y ajustaremos algunas de las pautas planteadas. Pasaremos a una segunda fase de aprendizaje y conocimientos para vuestro perro y para vuestro manejo.

Algunos casos pasan por hacer las cosas en varias fases

No todos los perros o propietarios están preparados para trabajar de golpe todo lo que necesitan trabajar. Todos deben plantear la educación y aprendizaje a la situación, conocimientos y habilidades de una forma realista acorde con su situación.

Cuando se han adquirido unas habilidades primarias de manejo, conocimientos y aprendizaje podemos pasar a una segunda fase que consolida ese manejo y mejora esos comportamientos en nuestro perro.

Un ejemplo que lo explicaría muy bien y que todos hemos pasado alguna vez es con las operaciones en matemáticas. Primero de todo el profesor siempre enseña a sumar y restar. Cuando ya controlamos y dominamos este tipo de operaciones es el momento que después se nos empieza a plantear el reto de multiplicar y más adelante a dividir. Cuando ya sabemos las operaciones básicas de sumar, restar, multiplicar y dividir, podemos todavía encontrar otras operaciones aún más complicadas que sin el conocimiento de estas antes mencionadas seríamos incapaces de aprender.

Es de vital importancia entender que los perros son animales con sentimientos y emociones.