Conociendo a Black

Conociendo a Black

Black, Blacky para los amigos. Edad aproximada menos de 2 años.

Hace dos días, pasamos por la perrera de transito de Lloseta para conocer a este bellezon.

Si quieres conocerle y crees que puedes darle una oportunidad, Blacky busca un compañero humano especial para el resto de su vida.

El motivo de la visita fue su excesiva efusividad, y porque por una serie de acontecimientos termino mordiendo (marcando fuerte) a una voluntaria. La causa fue por poner a salvo a un perro mas pequeño que fue el centro de atención de Black, en ningún momento fue a por la persona, aunque por desgracia termino haciéndole daño.

De la visita destacaría que nada mas abrir la puerta, olio comida (en ningún momento se la enseñamos) y se nos presento con un sentado perfecto demostrando bastante autocontrol.

No fue demasiado pesado y entendió rápidamente que no hacia falta subirse a dos patas.

Jugó a través de la verja a darse unas carreras con un perro de allí tipo ratero.

Aprendió con luring (seguir la comida de la mano) a dar la vuelta y pasar entre las piernas con tan solo 2 repeticiones. Pudimos quitar comida y pedir varios de estos comportamientos seguidos intercalando también algún sentado.

Es un perro muy simpatico y muy sociable con las personas que yo he podido ver.

Problemillas que tendrán que trabajar debido a su anterior vida:

-Pues se deberá de trabajar la confianza porque se puede deducir claramente que se lo ha castigado mucho.

-Posiblemente a este perro se lo intento adiestrar por sometimiento, tirones de correa y algún tipo de collar de ahogo o de púas. Cuando le tocas se sobreexcita, pero cuando te acercas a la zona del cuello su expresión cambia y da mordisquitos a la mano posiblemente para que la quites. Tiene bastante mal asociado cualquier presión con la correa, si nota presión muerde la correa y se pone nervioso que se quiere ir.

-Se maneja muy bien con comida y es bastante respetuoso al cogerla. Le encanta jugar pero tiene muy mal asociados mordedores, pelotas o según que juguetes. Se asusta, pero eso se debe a su anterior vida. Se deberá de trabajar este punto porque quitando ese bloqueo se podrá canalizar mucha energía y usar el juego como terapia y forma de aprender. Adora las botellas de plástico!!! Con eso juega como un loco sin asustarse!!

Por nuestra parte con muchas ganas de poder ayudar en este caso. Blacky nos pareció un perro por el que apostar y darle una segunda oportunidad. Esperemos que con un pequeño enriquecimiento de su estimulación y alguna visita mas, os podamos informar de los avances, y terminar de evaluar correctamente a este bellezon.

 

 

Compartir en Facebook