Mejoras bienestar animal presentadas al Ayuntamiento de Palma en octubre 2015

Mejoras bienestar animal presentadas al Ayuntamiento de Palma en octubre 2015

Octubre de 2015

 

Palma, nuestra ciudad, es la puerta de entrada a la bella, sofisticada y encantadora isla de Mallorca.

 

Según el periódico inglés –The Times– es el mejor lugar para vivir del mundo; según el prestigioso periódico “lo tiene todo” y “de manera accesible”. También destaca nuestro espectacular casco antiguo, la presencia de playas en ciudad, la multiculturalidad de nuestros ciudadanos y las facilidades de vida que ofrece a sus habitantes.

 

A pesar de todo, Palma tiene unos grandes olvidados respecto a otras ciudades pioneras europeas: los perros. Piezas fundamentales en la vida de muchos ciudadanos, cuyos beneficios aportados a nuestras familias son innumerables y reconocidos científicamente.

 

Compartimos nuestras calles con más de 85.000 perros, siendo de las ciudades españolas con mayor tasa de perros por habitante, 1 perro por cada 4,7 personas.

 

 Madrid 1 perro por cada 11,9 personas.

 Barcelona 1 perro por cada 17,9 personas

 Sevilla 1 perro por cada 5,5 personas

 Logroño 1 perro por cada 10 personas.

 

A pesar de estos escandalosos números, sólo disponemos de 9 zonas de ocio canino en nuestra urbe (9.450 perros por ZOC) y 1 playa que permite el acceso con perros. No contamos con ningún centro público que facilite el acceso a la información y a los conocimientos actuales necesarios para nuestros ciudadanos, de lo que significa tener un perro. Por este motivo entre otros, nos encontramos con una tasa de abandonos muy alta, y una dificultad enorme para ser propietario de perros en nuestra ciudad.

 

Queremos convertir Palma en referente nacional de gestión canina, en disminución de abandono, civismo y tenencia responsable. Para ello proponemos un programa basado en la experiencia y el conocimiento. Sabemos que podemos conseguir grandes resultados fijándonos en puntos y sectores que actualmente necesitan cambios inmediatos, mediante el trazo de una ruta con lógica y proyección para poder ser un trampolín de cambio y un ejemplo para muchas ciudades españolas y europeas.

 

En la mayoría de los puntos que desarrollaremos nos encontramos con varias medidas, las cuales podríamos poner en marcha a un coste muy reducido, consiguiendo grandes resultados en muy poco tiempo. Otras medidas están previstas para conseguir resultados a medio plazo, con una partida presupuestaria dedicada a estos puntos olvidados hasta la fecha. Con una buena gestión de las primeras y segundas medidas conseguiremos muy buenos resultados a largo plazo adecuándonos a las demandas de nuestra ciudadanía y evitando problemáticas futuras.

 

Es muy importante crear un punto de corte o referencia desde la administración para el trato ético y responsable de los animales domésticos. En su entrenamiento y bienestar. Al igual que dar facilidades desde el sector público para que los ciudadanos puedan acceder a ello con facilidad, creando infraestructura para poder afrontar la demanda actual de cara al futuro.

 

Las instituciones públicas son la clave para dar ejemplo de lo que significa tener perro, de sus necesidades, nuestras responsabilidades, los deberes, códigos de comportamiento y demás demandas que se necesiten. Queremos obligar al sector privado a evolucionar, ser más profesional y competitivo.

 

Es necesario concienciar a la ciudadanía sobre el trato y tenencia responsable hacia los animales según las demandas y avances actuales. No podemos seguir planteándonos políticas para salir del paso sin ningún tipo de avance significativo. A día de hoy, la problemática ha alcanzado una magnitud muy preocupante que no va acorde con el objetivo de conseguir una ciudad respetuosa con los animales, verde y cívica. La colaboración, tanto ciudadana como de entidades animalistas, es esencial, pero guiada y asesorada por un grupo profesional cuyo único interés sea el bienestar de los animales.  Dedicar tiempo a medidas que no parten de ninguna base lógica no hace nada más que derrochar recursos y evita la eficacia.

 

Al igual que no nos planteamos una cárcel o un orfanato sin educadores y trabajadores sociales, es inconcebible que no haya un experto en bienestar canino en Son Reus a disposición del ayuntamiento, los ciudadanos y sobre todo para los perros.  Ni tampoco, un organismo específico que tenga autoridad a la hora de defender los derechos y denunciar los delitos que tienen consecuencias en los animales.

 

Por lo tanto, proponemos la creación de una oficina de bienestar animal, formada por un equipo especializado y multidisciplinar, con profesionales de veterinaria, comportamiento canino y protección animal con experiencia suficiente como para poder ordenar las tareas que afecten directamente a los perros y así tenerlo lo más centralizado posible. Dicha oficina, deberá contar con una brigada de protección animal, respaldada por la policía local, con el objetivo de tener más presencia pública, ser puntos de información y hacer una primera criba de aquellos actos delictivos que afecten a los animales.

 

Queremos ofrecer una imagen de una Palma integradora, moderna, ecológica y cívica. Donde nadie tenga que afrontar dificultades institucionales para poder conseguir una vida tranquila, cómoda y feliz, tanto para animales humanos como no humanos.

 

Puntos donde podríamos mejorar y trabajar. (ZOC, Son Reus, ordenanza)

 

1-Optimización protocolos.

Son Reus y Ayuntamiento Revisión, modificación y creación de nuevos protocolos más actualizados a los tiempos que corren y a los avances científicos descubiertos hasta la fecha, ya que estos últimos años se han hecho una cantidad muy significativa de avances en todos los campos del mundo del perro ( cómo ven el mundo, cómo sienten, cómo aprenden, sus capacidades cognitivas, historia, evolución…) y así satisfacer las demandas actuales de la ciudadanía, ante problemas como el abandono, tenencia irresponsable, uso incívico de espacios municipales… Desde la recogida, hasta la limpieza de jaulas, cuestionarios para optimizar y tener más información en la oficina, sacar perros para voluntarios, ubicación y distribución de los perros…

 

2-Ciudad amiga de los animales y centro de referencia nacional.

Para nuestros ciudadanos, pero también para toda la parte de extranjeros que viven en la isla o que vienen de visita. Gran parte del turismo extranjero se va bastante escandalizado de cómo funcionan las cosas en la isla en temas de tenencia responsable, bienestar y protección animal. Estamos en un enclave de interés internacional. Proponer cambios que a priori no implican apenas costes de inicio y tienen un gran rendimiento. Referencia Palma ciudad pionera en bienestar animal.

 

3-I + D Son Reus y Ayuntamiento de Palma como ejemplos a seguir nacionales.

Es un punto donde se pueden vender muy bien los cambios y campañas de cara al público en general y prensa. El abandono y la tenencia responsable son un problema preocupante en España. Cada vez hay más información, pero siempre se necesita la aportación de grupos profesionales de trabajo e iniciativas funcionales para cubrir la actual y futura demanda en materia municipal y protocolos en temas caninos.

 

4-Medidas como la creación de APP móviles con una buena actualización web.

Que abarque tanto las labores de Son Reus como una parte del ayuntamiento para concienciar con medidas actualizables y modernas. El uso de tecnologías NFC, bluetooth en parques o zonas de interés para informar de normas de uso y civismo. Incluir mapas con GPS en zonas de interés y eventos. Monitorización de algunas zonas de ocio canino. Llegar a crear una “red social” propia para facilitar el uso de la ciudad a los propietarios de perros.

 

5-Centro profesional de defensa de los animales y su bienestar.

Centralización de un grupo interprofesional formado, especializado y con experiencia en los diferentes sectores que se requieran. Encargados de la defensa y planificación de las políticas, campañas y actividades del bienestar animal en Palma.

 

6-Contacto constante con clínicas veterinarias y abogar por una buena praxis.

Profesionalidad con una ética animal. Unificación de criterios en algunos aspectos básicos. Falta trabajar varios aspectos de este punto: control cría ilegal, ética, concienciación, responsabilidad, campañas conjuntas y solidaria para ayudar con un problema social como es la superpoblación y abandono, unificar criterios estándares lo máximo posible en Palma, castración a edad lógica, no al uso de collares ahogo, púas o de impulsos, no entrar en temas de los cuales no se tienen formación, como puede ser el adiestramiento, educación, nutrición. Problemas con altas de chips y sobre todo en cambios de nombres. En algunos casos pasa 1 año haciendo casi imposible la identificación de ese animal si hay algún tipo de problema.

 

7-Centros de tercera edad, adopción, lúdico, terapia a través de los asistentes sociales y personal cualificado.

Trabajo conjunto. No terapia en el centro a primera instancia, más adelante se podría plantear perfectamente, o bien crear un equipo especializado para ello. Salidas y adopciones con centros de tercera edad y su gestión. Hay muchos perros con los cuales la gente mayor podría cubrir sus necesidades y aprovechar los beneficios de compañía y otros ofrecidos y demostrados, derivados de convivir con animales de compañía.

 

8- Escuela de perros urbana. Oferta formativa continúa.

Centro de referencia interprofesional, con sinergias profesionales de los diferentes campos que abarcan el mundo canino. Debido a la cantidad de información que podemos encontrar hoy en día, y la falta de criterio de los propietarios, es necesaria la creación de una línea municipal en esos campos, ya que han avanzado de forma vertiginosa en estos últimos 10 años. Ofrecer a los ciudadanos la posibilidad de acudir a una escuela para propietarios y para perros, potenciando urbanidad, la buena educación de los perros y la tenencia responsable. También promover actividades y talleres de estimulación correcta para perros, cómo aprenden, cómo ven el mundo, escuela de cachorros, programa de beneficios adheridos a formación reglada de los propietarios…

 

9-Programas adjuntos o similares al de buen ciudadano canino.

Perros PPP. Civismo, urbanidad y uso de parques. Transporte urbano. Programas como el del buen ciudadano canino, o similares, demuestran la formación del perro y de su propietario. Dotándoles de unos beneficios como usuarios, tales como disfrutar de playas, zonas de ocio y parques de convivencia, posibles descuentos, programa de formación continua…

Tenemos un problema grave en Palma con los perros PPP y se pueden hacer varias cosas para asegurar que no haya problemas y los perros puedan vivir un poco mejor. Formación de este colectivo, carnet de capacitación y manejo. Es necesario que puedan cumplir con sus necesidades básicas sin tantas restricciones como plantea la ordenanza actual para ello. A día de hoy es un infierno ser propietario de un perro catalogado como PPP. Indispensable la redacción y regulación de derechos y obligaciones de los ciudadanos con perro y los que no. Uso correcto de espacios públicos y de zonas de ocio canino, adecuar normas. Transporte urbano en bus, lista de deberes y obligaciones tanto para usuarios con animales como los usuarios sin animales.

 

10-Proyecto ocio y deporte canino.

El deporte y las actividades lúdicas con perros funcionan muy bien en todo el mundo, en especial en Europa. Es interesante promover la iniciación de este tipo de actividades sanas y que benefician al perro y al guía. Niños perros y deporte, creación de pistas municipales de entrenamiento donde la gente pueda entrenar con su perro. Ya que en los parques de ocio canino no se puede plantear el entrenamiento, usándose como se usan y sin posibilidad de estar a solas con tu perro sin distracciones o posibles fuentes de conflicto como serían los otros perros. Según la normativa no se pueden soltar en sitios que no sean privados y en ciudad, precisamente, nos encontramos que la mayoría de la población vive en pisos donde no disponen de un espacio suficiente para ello.

 

11-Optimización y construcción funcional de las zonas de ocio y parques caninos. ZOC.

Actualmente son jaulas grandes sin ningún tipo de lógica en su diseño, ni funcionalidad. No cumplen con éxito su cometido de ayuda a la satisfacción de las necesidades básicas de los perros. Vegetación escasa y sin apenas mobiliario para perros y personas. La mayor parte de la gente lo suelta y se despreocupa de él por completo. Sentándose en un banco en soledad o con el grupo de propietarios a hablar y socializar (el humano). Desatendiendo por completo al perro y la gestión de su paseo, con la consecuencia de perros hipersocializados o de altercados entre ellos. Incluso pudiendo dar lugar a la creación de grupos sociales de canes que defienden el parque, como un recurso, frente a nuevos visitantes.

Necesidad de redistribución de los espacios con una lógica según demanda actual. Es necesario tener espacios separados adecuados para diferentes grupos de perros que no interactúan igual, ni tienen las mismas necesidades. Perros de talla pequeña, perros jóvenes, perros adultos y séniores, cachorros hasta 6 meses, PPP… Es necesaria una pequeña distribución funcional de dichos espacios, para el aprovechamiento del máximo número de perros con sus correspondientes propietarios y así minimizar también los accidentes demasiados habituales por desgracia, en nuestra ciudad. Implementar la figura de educadores de calle, programas informativos, campañas, y enseñar sobre tenencia responsable y cívica.

Adecuar las especies vegetales que se siembran y aprovechar al máximo recursos como la sombra, la estimulación olfativa, y cuidarlo como es debido ya que en muchos parques los servicios subcontratados del ayuntamiento, en algunos, casos no hacen una labor especialmente buena (podan cuando no toca y mal, trabajan a un ritmo bastante lento y con poca planificación para algunos trabajos…) Es necesaria una organización de los trabajos de mantenimiento fuera de las horas de máxima afluencia.

En el siguiente dibujo vemos cómo en un área de 1000m2 (donde actualmente se haría un parque vallando los laterales y dejándolo cerrado) con un poco de vista, podemos plantear un diseño más que suficiente para cumplir sus necesidades básicas. Haciendo unas separaciones donde todos los usuarios pueden utilizar el parque sin temor. En este caso el parque está activo y se usa con la supervisión de un educador municipal contratado 4h al día. Está en zona rural donde no hay las mismas necesidades urgentes que sí necesitamos en Palma como puede ser la necesidad de estimulación por falta de espacio. Consta de 1 espacio para perros adultos, 1 para cachorros, 1 espacio más grande que está dedicado para perros jóvenes hasta unos 2 años. Dicho espacio es más grande debido a sus necesidades por edad y donde por estadística, puede haber más complicaciones por su nivel de energía más elevado, coincidiendo con un periodo crucial para su correcto aprendizaje y adiestramiento.

12-Proyecto lazos amarillos y código de colores.

Actualmente en uso en varios países para identificar a los perros que no van bien con correa, que están en adiestramiento o están en época de celo. Facilitando así a los usuarios la identificación de ese tipo de perros y la actuación, en consecuencia, para no causar problemas o altercados, como está sucediendo en nuestra ciudad cuando vemos perros paseando con la correa.

 

13-Formacion de sectores profesionales relacionados o que traten con perros.

Formación adecuada a las personas que hagan trabajos relacionados directa e indirectamente con animales, tanto para funcionarios, trabajadores o voluntarios. Mediante cursos de capacitación básica para el manejo y trato con animales. Charlas, cursos prácticos, seminarios y jornadas de formación de acuerdo con el colectivo que vaya dirigido. Duración y contenido didáctico variable dependiendo del nivel y demanda. Temarios actualizados. Voluntariado, policías, adoptantes, trabajadores y más adelante colectivos sociales como la cruz roja, protección civil, médicos, enfermeras, asistencia domiciliaria, bomberos, cruz roja, asistentes sociales.

 

14-La policía animalista especializada (UPA).

Es imprescindible dotarla y hacerla operativa. Crear la figura de una brigada de protección animal respaldada por una ordenanza municipal y dotándola de algunos beneficios para cubrir su trabajo y su seguridad. No pretendemos hacer policías cuando no lo son ni han estudiado para ello. Este tipo de brigada siempre necesitaría la

presencia de un agente para llevar a cabo según qué tipo de intervenciones.  Conseguiríamos que esas denuncias hechas a la policía siempre lleguen donde tengan que llegar en materia judicial o administrativa. Así también aseguraríamos a gente especializada y con experiencia en la defensa de los animales y de su bienestar.

 

15-Programa voluntariado.

No podemos cargar más a las ONG y grupos de voluntarios con tareas que no les competen directamente. Hasta ahora estas entidades están llevando el peso del problema sin apenas ningún tipo de ayuda. A día de hoy el problema se ha hecho demasiado grande. Debido, en gran parte, a las medidas insuficientes tomadas hasta la fecha por la administración y ayuntamientos en materia de educación, tenencia responsable, protección y abandono animal.

Se podría crear un equipo multidisciplinar y profesional que hiciera un trabajo estructural y de base. Para poner un poco de orden al desajuste de demandas que existen actualmente en este sector. Es necesario y sería de gran provecho para las entidades municipales, facilitar al máximo la ayuda de los voluntarios. Su formación y organización hacia un fin común, en este caso, el de las buenas prácticas y maneras de trabajar en las labores de voluntariado para ayudar lo mejor posible a los animales.

Dirigir el voluntariado que es una parte muy significativa en la ayuda con temas de protección animal y adopciones. Pueden hacer tareas que los trabajadores no tienen tiempo de hacer, como puede ser, sacar los animales a pasear, estimularlos o hacerles compañía. Ayudarles a cumplir sus necesidades básicas estipuladas por la ley. Hay que tener en cuenta que si a toda esta gente no se le enseña cual es la mejor manera de ayudar, pueden llegar a molestar mucho y entorpecer las labores propias de gestión y voluntariados del centro.

-Charlas básicas para voluntarios en el manejo del perro, cómo pasear, qué es un perro, y cómo mejorar las labores de voluntariado… Gestión de grupos de voluntarios. Diferentes niveles de voluntariado. Formación continua. Temarios acordes a los avances científicos actuales sobre perros.

 

16-Optimización de espacios para pasear y poder soltar a los perros de Son Reus.

Es necesario rediseñar la zona de paseo, tener un recorrido y actividades preestablecidas para hacerla más funcional y más práctica. Para poder ayudar a satisfacer las necesidades básicas de los perros y facilitar al máximo esta tarea a los voluntarios y trabajadores. Distribución de varios espacios cerrados para poder soltar a los perros sin que se tengan que cruzar con otros y poder ejercitarse y disfrutar de un rato de “libertad” controlada. Poner agua, bolsas, adecuar las zonas para que no sean lesivas, separar zonas para cachorros, perros con problemas, perros pequeños…

Adecuar las especies vegetales que se siembran y aprovechar al máximo recursos como la sombra y barreras visuales naturales. Zona para favorecer la estimulación olfativa, indispensable para el equilibrio emocional de cualquier perro y actividad muy recomendada en el tratamiento de cualquier problema de estrés y comportamiento. Texturas diferentes para pisar y enriquecer sus salidas, arena, tierra, grava, césped. Materiales de propiocepción básicos para estimular su aparato musco esquelético como pelotas hinchables, tablas de equilibrio…. Circuito físico con obstáculos y complementos que faciliten algunas actividades de provecho

para el animal y su entrenamiento en su futuro hogar. Circuito con colores para pasear con recorrido ya establecido para evitar perros y gente parada, accidentes entre perros, y perros que se estimulen de forma incorrecta. También dinamizaríamos muchísimo la actividad de los paseos haciéndolos de mucha más calidad para los animales y evitando completamente los accidentes. Aparte de que el número de los paseos de voluntarios o bien número de perros sacados por día, podría ser mucho más alto que el actual pudiendo llegar a muchos más perros por día.

17-Asesoramiento adoptantes.

La figura de un educador en los centros de protección animal es indispensable una vez cubiertas las necesidades médicas, de alimentación y de limpieza. Podría indicar tratamientos comportamentales, proponer cambios y gestionar muchas situaciones las cuales, la gente, sin formación no es capaz de prever o tener en consideración, quitándole importancia muchas veces a temas que tienen una gran repercusión en el comportamiento de los animales. No nos plantearíamos nunca un orfanato, cárcel, centro de ayuda, de cualquier tipo sin la figura de alguien que vele más allá de la salud física y de la higiene de sus residentes. Está demostrado que, gracias a un asesoramiento previo, somos capaces de reducir muy considerablemente las devoluciones de perros al centro y mejorar esa calidad en todas las adopciones. Las adopciones que al final no son satisfactorias pasan a ser un problema.

Las pautas a seguir los primeros días en casa, o la forma de educarle, pasan a ser diferentes en cada caso, raza, individuo y experiencias vividas. En esos primeros días y situaciones mal gestionadas por falta de formación e información, es donde fracasan casi todos los casos en que la relación no prolifera satisfactoriamente. Simplemente por la percepción que tiene la gran mayoría de la gente sobre lo que es y significa tener un perro. En muchos casos, gracias a programas de televisión que nada tienen que ver con la realidad actual o simplemente por costumbre. La sociedad actual tiene una clara necesidad de que se les indique y asesore en este tipo de decisiones responsables a tomar. La educación es el pilar más importante para atajar el problema del abandono.

-Asesoramiento previo y posterior a la adopción. Charlas de formación. Actividades lúdicas y deportivas. Programa asesoramiento en casos que ya existe un problema y hay que tener algún tipo de seguimiento de la adopción.

 

18-Programas para perros de larga estancia, incautados, gente con problemas y perros maltratados.

Los animales intervenidos por vía penal o judicial no pueden estar encerrados durante meses sin una atención especial. No es ético ni justo privar a un animal social como es el perro, tanto tiempo de poder cumplir sus necesidades básicas. Deben estar supervisados y tener unos programas de estimulación y paseos por parte de los profesionales del centro o gente especializada. También en materia de perros maltratados. Estos últimos necesitan los primeros días la guía de un profesional en el campo del comportamiento para recuperarlos lo más rápido posible, aprovechando ese cambio traumático para enseñarle su nueva vida. Posible colaboración con entidades de protección animal. (Protocolo humanitario).

 

19-Proyecto educativo en el aula de Son Reus para niños y colectivos en riesgo de exclusión.

Los niños son el futuro, gracias a programas de formación para escuelas se pueden hacer cosas maravillosas y así poder recoger unos resultados geniales en los próximos años. Ya hemos puesto en marcha varios proyectos de este tipo, con varias asociaciones de la isla, teniendo grandes resultados. También hay otros colectivos que se pueden incluir, como niños en riesgo de exclusión por algún tipo de problema, familias desestructuradas, proyecto hombre, Amadip…

 

20-Sanidad y educación para todos los colectivos desfavorecidos.

Disponemos en Son Reus de un centro sanitario que se podría dar más uso, ya que cuenta con unas buenas infraestructuras y dotaciones. Muchas personas y colectivos desfavorecidos se podrían beneficiar de ello a un coste muy reducido. Actualmente una gran cantidad de animales de compañía no visitan al veterinario por su alto costo económico, implicando el empeoramiento de la calidad de vida del animal y de la familia humana. Al igual que la parte educativa y emocional, descuidada siempre hasta la fecha por desconocimiento, pero que a día de hoy no podemos dejar de lado si planteamos el uso de la palabra bienestar.

 

21-Pruebas diagnósticas de los animales de Son Reus.

Los adoptantes si saben la magnitud del problema del animal pueden decidir y calcular si serán capaces de asumir los recursos a invertir en él. Así que cuando haya un interés o se solicite, deben obtener todas las pruebas diagnósticas que sean necesarias para ver la importancia del problema del animal que se desee adoptar.

 

22- Revisión programa familias de Pedro para mejorar la experiencia y funcionalidad desde el punto de vista práctico y del perro para obtener mejores resultados.

 

 

 

Mejoras bienestar animal presentadas al Ayuntamiento de Palma en octubre 2015.

Compartir en Facebook