MOLDEANDO EL INSTINTO DE UN GALGO A TRAVÉS DEL JUEGO

MOLDEANDO EL INSTINTO DE UN GALGO A TRAVÉS DEL JUEGO

TRABAJANDO VARIOS CONCEPTOS A TRAVES DEL JUEGO Y CON EL INSTINTO DE PRESA.
(el juego de tira y afloja, cazar, la señal condicionada de “OK”, autocontrol, portar objetos y soltar)

 

Darco es un galgo, más concretamente un galgo inglés (Greyhound). Utilizado durante cientos de años para la caza de ciervos, liebres y otros animales. Aunque hay mucha gente que solo los conoce por su destacada velocidad, debido a una triste realidad como son las carreras de galgos.

Todos los que lo conocen coincidirán en que es un SR PERRO. Es cariñoso, muy sociable, es enérgico, es precioso… Solo para describir a Darco creo que necesitaríamos un post entero para ello y posiblemente nos quedaríamos cortos . ¡Es un perro de los más increíbles que he conocido!

Su único problema/inconveniente (realmente es una consecuencia de para lo que ha sido criado durante cientos de años) es su fuerte instinto de caza.

Instinto que algunas veces, al no poder controlarse le ha repercutido en recortes de bienestar y libertad. Ha tenido que estar atado en algunos paseos, y cuando se ha quedado solo ha tenido que ser en una jaula o perímetro vallado si había la posibilidad de que saliera alguna presa. Por su propia seguridad y por la del otro animal.

Realmente pocos perros habrán tenido una vida tan llena y feliz como Darco. Él ha tenido la suerte de parar en las manos de una persona que ha dedicado toda su vida al rescate animal, y en especial a este sector de perros tan desfavorecido y menospreciado como son los lebreles. Creo que, aparte de tener la suerte de tener una propietaria genial, que lo ha llevado cada día con ella al trabajo, bares, charlas, cursos, eventos… Ha tenido la suerte de conocer a cientos de personas buenas. Y también ha gozado de una familia numerosa en casa con los que relacionarse. Ha pasado muchas horas en el refugio. Ha interactuado, enseñado, y jugado con cientos de perros. Por eso y entre otras cosas es uno de estos perros que se le atribuye el calificativo de SR PERRO. Mucha experiencia positiva en todos los sentidos, tanto la que ha recibido como la que ha dado, o más bien sigue dando.

 

 

*Recordar que estas técnicas no deben ser usadas sin una formación y experiencia previa con perros. Ya que si lo hacemos mal podemos incrementar el problema e incluso causar otros nuevos. Tampoco realizar este tipo de ejercicios en presencia de varios perros, ya que podría ser una fuente de conflicto. En este caso los vídeos están realizados dentro del perímetro de un refugio, y los perros que están presentes están acostumbrados y adiestrados para poder realizar este tipo de ejercicios con garantías suficientes para reducir  la posibilidad de que haya un accidente. Son realmente sesiones sin mucha planificación y algo “sobre la marcha”. Pero pensamos que tal vez puedan ser de ayuda a modo de información para poder aprender más sobre el fascinante mundo del juego y de los galgos.

 

Aquí hay que mencionar que falta un trabajo de vinculación y confianza a través del trato de varios años que no ha podido ser registrado. Que sin él, sería imposible trabajar de ninguna forma. Después, hay que tener en cuenta que pese a ser un perro con un alto nivel instintivo, tenía la parte del juego con objetos casi extinguida y asociada a cosas malas (gracias a su instinto de caza, naturaleza picaresca de la raza y otros factores que han intervenido en su educación) y prefería salir siempre corriendo con las cosas para que nadie pudiera alcanzarlo. Cogerlas de la mano para luchar/jugar, eso no entraba para nada en su cabeza.

Costó un trabajo extra y de bastante sutileza (no la demostrada en los vídeos) para conseguir que entendiera que podía jugar con su boca a través de objetos con personas. Debido a asociaciones que había hecho a lo largo de su vida, para él, eso era impensable y mucho menos con unos estados emocionales altos.

Y a partir de trabajar con algunos motivadores, en algunos momentos de alta activación , terminamos consiguiendo que Darco entendiera que con algunos objetos había normas nuevas. Y que, gracias a ellos, con nosotros podía saciar parte de sus instintos y nosotros usarlos en beneficio de su educación y adiestramiento.

 

Darco no quiere subir a una plataforma de metal.

Creo que es interesante y curioso el BLOQUEO que sufría y como trabajando, en menos de 5 minutos es capaz de superarlo.

Nos fijamos que Darco era un poco reacio a pasar por encima de la plataforma metálica, así que nos pusimos manos a la obra con unos premios muy apetecibles (cosa que no bastó y se hubieran tenido que necesitar varias sesiones como podemos apreciar en el vídeo)

Después probamos con un poco de juego, aprovechando que habíamos hecho un trabajo previo con un motivador, consiguiendo mejores resultados y más rápidos que con la comida.

 

 

Darco trabajando varios conceptos a través del juego I y II (face cam)

Los videos están grabados un poco mal mientras realizaba los ejercicios con el perro (lo siento). Pero en el podemos ver como iniciamos varios trabajos muy interesantes en la misma sesión.

-Trabajamos el SOLTAR lo que está mordiendo, en un estado emocional alto.

-Le asociamos la palabra “OK” a un estado emocional alto como REFUERZO y reconducimos los instintos de CAZA y PRESA hacia el mordedor.

-Vemos como jugando y manteniendo un estado emocional alto, podemos pasar de un mordedor muy específico y con cuerda a un mordedor más pequeño y manejable que coge de la mano. Donde jamás había demostrado ningún tipo de interés por ningún tipo de juguete que no estuviera enganchado a una cuerda y se moviera rápido como una presa (y eso despues de bastante trabajo). Y así conseguimos quitar la idea que nos BLOQUEABA SU ADIESTRAMIENTO. Él pensaba que no se le permitían coger cosas de las manos y lucharlas “jugar” (con perros de este tipo debido a su naturaleza curiosa, sensible y ser unos buenos ladrones, esta asociación es muy común)

-Como el perro nos hace algún comportamiento previamente aprendido, y le podemos premiar con otro mordedor más pequeño (creo que si no le llegamos a pedir y tener bien asociado el comportamiento de “VUELTA” no nos hubiera cogido el mordedor amarillo)

-Como tiene asociado que el JUEGO es de TIRA Y AFLOJA, el perro nos PORTA EL OBJETO hacia nosotros para que juguemos con él. Nosotros inducimos a ese comportamiento motivándole con la voz, animándole a que venga hacia nosotros para seguir jugando con el objeto y sobretodo con nuestro movimiento.

Todo esto en la misma sesión de juego.

Añadimos unos minutos del trabajo realizado al día siguiente para ver el efecto que tuvo la sesión.

 

 

Pasamos el juego a otro tipo de objetos y seguimos moldeando ese juego.

Pasamos el juego a otro tipo de objetos (en este caso escogemos el Puller) algo importantísimo para asegurarnos que el perro entiende bien el concepto que queremos reforzar (el juego de tira y afloja, cazar, la señal condicionada de “OK”, autocontrol, portar objetos y soltar) y no empezar con problemas de adicciones hacia objetos (no queremos añadir problemas).

Vamos trabajando de forma inteligente con sus estados emocionales, subiéndolos o rebajándolos según nos interesa en el momento. Mediante el uso de la voz, nuestro movimiento y el nivel de activación de la caza y la presa.

 

 

Trabajamos el autocontrol ayudándonos de otros perros.

Mediante el ejemplo de otras perras, trabajamos un poco el autocontrol para que tenga claro que no siempre se podrá acceder a las cosas buenas enseguida que quiera.

En este caso las perras le dan un claro ejemplo de cómo comportarse y por otro lado la presencia de la pastora belga también nos ayuda a que Darco tenga un comportamiento más controlado, ya que sabe por experiencias previas que, si salta o interactúa de forma muy bestia, la pastora belga lo va a marcar y dar un toque de atención para rebajarlo.

 

 

Estado de nerviosismo y fijación que alcanza Darco delante de una presa (gato) cuando se cohíbe.

Añadimos un pequeño vídeo donde podemos ver el estado de nerviosismo físico y fijación que alcanza Darco delante de una presa (gato). Y como Kali (pastora belga) rebaja su estado e intención de subir esa energía hacia él gato. Estado que, por la simple presencia de la pastora belga en la escena, Darco no está ladrando al gato como un loco y animando a todos los perros del refugio.

 

 

Es un trabajo que requiere de un seguimiento, supervisión y constancia para que realmente surja el efecto deseado, mas allá de aumentar su nivel de bienestar y felicidad. Si le sumamos un buen programa de estimulación diario, podemos llegar a conseguir sin muchos problemas, un perro con altos instintos de caza y tenerlo controlado, feliz y transformar ese instinto, en motor de aprendizaje y forma de vinculación.

Compartir en Facebook